Carbón y "Lolo" – URUGOL – Portal de Noticias del fútbol Uruguayo e Internacional

El elenco mirasol le ganó a River Plate 1 a 0 con gol de Fabián “Lolo” Estoyanoff, en un partido plagado de emociones. El elenco de Da Silva, que volvió a naufragar en su juego, sumó tres puntos muy valiosos para pelear por el Campeonato Clausura y la Tabla Anual. Por su parte, el conjunto de Almada vio truncada su posibilidad de seguir sumando para las copas internacionales.   Por Danilo Costas – @DCostas8  Cancha: Estadio Centenario. Árbitro: Leodán González. Asistentes: Carlos Changala e Igor Moreira.   Peñarol: Leandro Gelpi, Emiliano Albín, Marcelo Silva, Alejandro González, Darío Rodríguez; Marcelo Novick, Luis Aguiar; Sebastián Cristóforo; Rodrigo Mora; Jorge Zambrana y Marcelo Zalayeta.  Director Técnico: Jorge Da Silva.  River Plate: Fernando Laforia, Luis Torrecilla, Cristian González, Mauricio Prieto, Claudio Dadomo, Mario Rizotto, Hamilton Pereira, Janderson Pereira, John Varela, Sebastián Taborda y Pablo Olivera. Director técnico: Guillermo Almada.   Cambios: 45´ Fabián Estoyanoff x Rodrigo Mora (Peñarol)58´ Martín Icart x Jhon Varela (River Plate) 63´ Michael Santos x Pablo Olivera (River Plate)63´ Maximiliano Pérez x Jorge Zambrana (Peñarol)65´ Cristian Techera x Janderson Pereira (River Plate)81´ Bruno Montelongo x Marcelo Zalayeta (Peñarol)Tarjetas amarillas: 15′ Pablo Olivera (RP), 40′ Sebastián Taborda (RP), 42′ Sebastián Cristóforo (P), 43′ Luis Torrecilla (RP), 68′ Emiliano Albín (P),  80′ Claudio Dadomo (RP). Tarjetas rojas: No hubo. Gol: 69′ Fabián Estoyanoff (P).Peñarol venció a River Plate en la tarde noche del Estadio Centenario y se mete, de lleno, en la pelea por el Campeonato Clausura y la Tabla Anual.Tras un comienzo dubitativo, donde el equipo de Guillermo Almada se plantó con hombría, pero que no supo resolver las oportunidades que tuvo para sacar ventaja, el aurinegro emparejó las acciones de juego con los piques de Jorge Zambrana, el posteo siempre inteligente de Marcelo Zalayeta y la precisión de Luis Aguiar desde la mitad del terreno. Sin embargo el equipo mirasol volvió a carecer de nivel de juego, de explosión por las bandas y de peso ofensivo y en la única chance clara, Mora la mandó a la tribuna.  Lo más preocupante para Peñarol pasaba por la movilidad de Mario Rizotto, la altura de Sebastián Taborda y la velocidad de Pablo OIivera. Fue justamente el ex delantero de Cerro Largo quien incursionó en el área y fue derribado por Alejandro González, en lo que fue, la polémica del primer tiempo. El juez dejó seguir y la historia continuó 0 a 0.  Leodán González se fue silbado y rodeado de jugadores que le protestaron sus acciones. Las tres amarillas sacadas por el juez a partir del minuto 40 lo condicionaron. Además el árbitro perjudicó claramente a River Plate. Le anuló un gol absolutamente lícito y no pitó un penal de González a Olivera.  En el complemento cambió el viento. Peñarol cambió a Estoyanoff por Mora y la velocidad al servicio del juego se notó. El aurinegro salió decidido a ganarlo presionando contantemente sobre el arco de Laforia. La más clara la tuvo Jorge Zambrana que, con la intención de asegurarla,  se perdió un gol claro.  Guillermo Almada tuvo un mérito. Mantuvo a los dos atacantes en posición ofensiva, mandó a los volantes a retroceder unos metros para lanzar con comodidad. ¿El resultado? Jugada colectiva perfecta, disparo de Janderson Pereira y magistral tapada de Gelpi para mantener el cero en su arco.  Peñarol siguió insistiendo con la velocidad de Maximiliano Pérez y Fabián Estoyanoff como principal argumento. Fue justamente el “Lolo” que con un zurdazo perfecto puso arriba a Peñarol cuando corrían 69 minutos.  El efecto del gol de Estoyanoff fue un revulsivo para River Plate, quien se plantó en el terreno de juego y buscó el empate por todas las vías, al tiempo que Peñarol regaló metros y la pelota con la clara misión de replegarse y salir de contragolpe.   La jugada táctica de Da Silva fue simple. Afuera Zalayeta y a la cancha Montelongo para estabilizar la mitad de la cancha y sumar un lanzador más para poner en carrera a Estoyanoff y Pérez. La figura de Peñarol cambió a un 4-4-2 con Novick y Cristóforo como doble cinco, Montelongo a la derecha y Aguiar a la izquierda. La misión era clara. Tener la pelota y cerrar el partido.  River no pudo con el cerrojo. Dejó todo e intentó con largos pelotazos para Taborda y el final del partido regaló la incertidumbre de los finales abiertos.  González pitó el final del juego y Peñarol festejó los tres puntos como un electrocardiograma de buenos resultados. El aurinegro sigue vivo y lucha por todo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


eight + = 13

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>